Qué tener en cuenta en la contratación de personal

Qué tener en cuenta en la contratación de personal

 

Las funciones que se desarrollan en el ámbito de los recursos humanos, ya sean dentro de un departamento propio de la empresa como a través de empresas contratadas (gestorías, consultorías o asesorías) son de vital importancia para el desarrollo de la empresa y el cumplimiento de los objetivos marcados. Por ello, este proceso debe ser cuidado y delegado en manos de profesionales con gran experiencia.

Dentro del proceso de contratación de personal para una empresa deben tenerse en cuenta diferentes factores para conseguir el perfil más ventajoso que mejor se adapte a las necesidades de la empresa.

Tipos de contrato

Cuando nos enfrentamos a un proceso de selección lo primero que debemos tener en cuenta es la existencia de diferentes tipos de contrato. Es muy importante conocer los diferentes casos en los que pueden darse incentivos y bonificaciones que abaratarán tus gastos mensuales en la contratación de personal.

En la actualidad, existen más de 40 tipos de contratos de trabajo y diversos modelos o formularios de contrato como el indefinido, temporal, en prácticas o para la formación y el aprendizaje. De todos ellos, son los contratos indefinidos y temporales los que pueden conllevar bonificaciones para tu empresa.

¿Cuánto cuesta un empleado?

Para ajustar al máximo el presupuesto de una empresa y poder hacer frente a la contratación de trabajadores, debemos tener en cuenta el coste real que un nuevo empleado puede representar. Para ello, debemos conocer lo que pagamos y percibimos de un empleado, y lo que pagamos al Estado, como las cuotas de la Seguridad Social y sus prestaciones (prestaciones por desempleo, formación, el Fondo de Garantía Salarial y el IRPF).

Otros aspectos a tener en cuenta

Uno de los procesos más necesarios dentro del ámbito de los recursos humanos es el análisis de puestos de trabajo. Es recomendable identificar correctamente las tareas a realizar en el puesto que quieres contratar y los requisitos que el nuevo empleado deberá cumplir. Este análisis comprende diferentes aspectos como la duración y la jornada del contrato, los costes del aprendizaje o las alternativas y las mejoras esperadas.

Otro de los procesos que debemos tener en cuenta es la descripción de las tareas que hemos realizado en el análisis del puesto de trabajo para poder definir el perfil del trabajador que buscamos (formación, experiencia, conocimientos, habilidades…).

Por último, es esencial llevar a cabo un análisis de ingresos y costes atendiendo a la estimación de los ingresos que te ofrecerá la nueva contratación, tus obligaciones económicas como empresario y siempre acudiendo al convenio colectivo de tu sector.

Author: Asesoría Málaga

951 344 738